Leche condensada

Leche condensada

La leche condensada es un producto lácteo espeso y azucarado. Se comercializa envasada, aunque también existen recetas caseras. En su versión industrial, el proceso de preparación consiste básicamente en eliminar el agua de la leche, añadirle azúcar y someterla a un tratamiento térmico para garantizar su estabilidad a temperatura ambiente. Es un producto con alto contenido de grasa y azúcar, y por consiguiente muy energético y de alto valor calórico.

Usos culinarios

Use leche condensada en postres, como ingrediente en tortas y pasteles, o para endulzar el café. También puede usarla para decorar y agregar sabor, esparciéndola en forma de hilo sobre frutas, galletas, tortas, obleas o gelatina.

Comprar y Conservar

Compre leche condensada en lata, bolsa o empaque Tetra pak, en tiendas y supermercados.

Los envases cerrados se conservan por años en la despensa. Una vez abierto el envase, debe refrigerarla. Si se trata de leche condensada enlatada, debe pasarla a un recipiente de plástico o de vidrio.

Recetas relacionadas

Café Frappé

Por: Equipo Ensumesa

Torticas de tres leches

Por: Equipo Ensumesa

Ponqué tres leches

Por: Juanita Umaña

Bolas de granola

Por: Mariana Velásquez