Aceite de oliva

Aceite de oliva

El aceite de oliva se produce en regiones de clima mediterráneo y su principal exportador es España, seguido de Italia y Grecia. Se obtiene de las aceitunas u olivas maduras y recién cosechadas, las cuales se trituran y mezclan para luego separar el aceite por centrifugación. Para ser embotellado y comercializado, el aceite debe cumplir con una serie de complejos requisitos que determinan los estándares de calidad para los aceites virgen y extravirgen. De acuerdo con la región y los métodos de cultivo y procesamiento de la fruta, los aceites de oliva tienen una amplia gama de sabores, que van de suaves y afrutados a fuertes con notas amargas y picantes.

Usos culinarios

El aceite de oliva abarca infinidad de usos culinarios, desde freír y asar hasta hornear. El aceite extravirgen, en particular, se puede usar a su vez como condimento y aromatizante en pastas y pizzas, aderezos y salsas, sopas y cremas, como acabado de vegetales, quesos y carnes a la parrilla, o en panadería y pastelería. Además se puede aromatizar con hierbas, especias o vegetales para agregar a todo tipo de preparaciones.

Comprar y Conservar

El aceite de oliva se comercializa en botellas de distintas formas, colores y tamaños. Igualmente pueden traer distintas etiquetas, según el método de procesamiento. Elija el que mejor se ajuste a sus preferencias.

Almacene por más de un año las botellas cerradas, en un lugar fresco, seco y protegido de la luz. Una vez abierto, conservará sus propiedades por unos tres meses. No lo refrigere.

Recetas relacionadas

Migas de envuelto

Por: Catalina Vélez

Paella

Por: Nacho Cajiao

Mini quiches de arvejas

Por: Catalina Vélez